ÚLTIMAS NOTICIAS: Ucrania: el humor llegó a la presidencia    ¡León sigue queriendo hacer historia!    ¡Sin guardarse nada! Tigres y Rayados en Final de la Concacaf     Van 11 mil 372 homicidios con AMLO     "No hay crisis que no se pueda enfrentar", afirma AMLO con respecto al ISSSTE    Niños de primero y segundo de primaria aprobarán con sólo asistir: SEP    Se han ahorrado 12 mil mdp en estrategia contra robo de combustible: AMLO    Exgobernadores de Veracruz eran personajes de terror; Cuitláhuac es honesto: AMLO    Murat blindará frontera de Oaxaca con Veracruz ante violencia    Tiburones con nuevo uniforme por los 500 años de Veracruz (VIDEO Y FOTOS)    México podría quedarse sin acuerdo comercial con América del Norte    Rechaza López Obrador pacto para devolver bienes a Elba Esther Gordillo    

La conjura contra Orizaba desde el Congreso, al descubierto

Por Miguel Angel Cristiani G. / Hace 2 mess / Mar, 29 de Ene 2019  7:46 PM
Nahún Álvarez Pellico pretende que lo nombren alcalde sustituto

Alta dosis de ignorancia y alentada por la ambición del diputado

·                     Ahora pretende embarcar a su compañera Cristina Alarcón Gutiérrez

 

Vaya favor que le están haciendo los diputados de Morena al gobernador Cuitláhuac García con el asunto de Orizaba. Nos estamos acostumbrando a las pifias de una de las peores Legislaturas que tengamos memoria, aderezada con una alta dosis de ignorancia y alentada por la ambición. Veamos por qué. 

 

En noviembre pasado, el diputado de Morena Nahúm Álvarez Pellico convirtió una auténtica tragedia –la muerte de dos hermanos profesionistas a manos de policías orizabeños- en un espectáculo mediático cuando desde el Congreso exigió abrir un juicio político contra Igor Fidel Rojí, presidente municipal de Orizaba.

 

En Xalapa fue bien sabido que su jugada era eliminar a Igor Fidel mediante la vía de la destitución para que ¡oh sorpresa! él resultara designado por sus amigos legisladores como presidente sustituto. Una presidencia exprés, sin esfuerzo y sin votaciones.

 

Para mala suerte de Álvarez Pellico, el gobierno entrante de su jefe Cuitláhuac García encontró más apoyo en el gobierno de Orizaba que en el Xalapa, Coatzacoalcos o Poza Rica, controlados por Morena, pues el presidente Rojí se supo mover y en dos patadas se echó al bolso al gobernador y al secretario de Gobierno, Eric Cisneros. Eso detuvo lo del juicio político… por el momento.

 

Pero ambicioso como es, el diputado moreno se valió de la ignorancia de su paisana, la también diputada de Morena Cristina Alarcón Gutiérrez, para que sea ella quién en las próximas sesiones satanice y condene todo lo que ocurra en la Ciudad de las Aguas Alegres. Y así, hasta llegar al juicio político, otra vez.

 

El plan comenzó el pasado 17 de enero cuando la inocente anciana, una desconocida de la cual no existe rastro alguno de su trayectoria política o profesional, que llegó al cargo por las famosas “tómbolas” de Morena, es decir, en su vida ha recorrido las calles, nunca ha pedido un voto y no conoce a la gente, se dejó seducir por Álvarez Pellico y arengó en la sesión del Congreso sobre el delicado tema de la violencia contra las mujeres… pero sólo en Orizaba.

 

Si la diputada Alarcón hubiera puesto el dedo en la llaga de todo el estado, su participación habría sido creíble y más que oportuna, especialmente por lo que ocurre en el sur de Veracruz. Pero sólo se dedicó a denostar a un personaje en particular, Igor Fidel Rojí, haciendo evidente y público lo que era conocido tras bambalinas.

 

Quizás ese haya sido el primer clavo del ataúd político de Nahúm Álvarez Pellico, que comienza a ser visto con desconfianza en el Palacio de Gobierno de Xalapa, debido a su adicción al poder.

 

Lo menos que hubiera podido hacer es asesorar bien a su compañera, pues de nada sirven los altos sueldos que se le pagan –con cargo al erario- a los ideólogos de Facebook, Eduardo Zárate y Plinio Soto, dos impresentables de Orizaba que fungen como consejeros de la diputada Cristina Alarcón y que nada hicieron por evitar que su jefa hiciera un ridículo monumental en plena tribuna.

 

De entrada, porque en su discurso de hace dos semanas, Cristina Alarcón habló de víctimas con nombre y apellido, violando en perjuicio de las víctimas que tanto dice defender el consagrado principio de confidencialidad.

 

Es decir, la diputada evidentemente desconoce la ley y eso que encabeza la Comisión de Derechos de la Niñez y la Familia. Esto quedará en los anales de las más grandes pifias morenistas.

 

Además de que habló de feminicidios que no ocurrieron en la administración de Igor Fidel, pues hizo la alusión directa a este munícipe, cambió los nombres de las víctimas pero su mayor error fue echar en el mismo costal el doloroso caso de la hija de la diputada Carmen Medel, que según Cristina Alarcón, también es responsabilidad de Rojí. ¡De ese tamaño!

 

La diputada morenista omite decir que los feminicidios que mencionó tienen un origen más profundo, que van desde la miseria y el hambre, pasando por el desempleo hasta las estúpidas costumbres misóginas que persisten en Veracruz. Se ampara, y ahí sí tiene razón, en la culpa que tienen Fidel Herrera y Javier Duarte y sus administraciones.

 

Pero ahora es su turno y bien haría en ponerse a trabajar para resolver esos “errores del pasado”, pues para eso se le paga y muy bien, en vez de dejarse engañar por un hombre ambicioso y sin escrúpulos para obtener lo que quiere, como lo es Nahúm Álvarez Pellico. Si quiere que en Veracruz acabe la violencia contra las mujeres, Cristina Álvarez debería empezar por poner el ejemplo.




COMPARTIR EN REDES SOCIALES:
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Etiquetas:

   congreso

   descubierto

   desde

   orizaba

   contra

   conjura






NOTAS RELACIONADAS

OTRAS NOTAS

REDES SOCIALES